Sabía usted que...

los Dioses, los Espíritus y las pantuflas de los Sultanes


LOS CIPRESES

Los cipreses son el símbolo del paisaje de la Toscana. Los cipreses pueden ser femeninos o masculinos. Desde hace muchos años tienen una gran importancia en la zona del Mediterráneo, especialmente tienen un papel muy importante en el culto a la muerte, ya que se pensaba que el espíritu de los cipreses podía calmar y consolar el espíritu de los muertos. Una leyenda china cuenta que uno puede caminar sobre el agua si se frota las plantas de los pies con resina de los cipreses.

PECORINO … CON MIEL

El Pecorino es una antigua clase de queso. Especialmente el Picorino de Pienza es muy famoso por su excelente sabor. A los Gastrónomos del lugar les gusta mucho dar a probar la gran variedad de quesos con miel o mermelada. Esa tradición existe en la Toscana ya desde el año de 1719, todo comenzó en el carnaval de Siena donde se sirvieron por primera vez los quesos con mermelada.

RICCIARELLI & PANTUFLAS ORIENTALES

Die Ricciarelli son pequeñas galletas de almendras con el típico sabor de las especies orientales. Una leyenda cuenta que estas galletas fueron llevadas del lejano oriente a Siena Ricchiardetto della Gherardesca. Su forma especial recuerda a las pantuflas del Sultán es por eso que llevan este nombre „babbucce orientali“.

LA VIA FRANCIGENA

Bagno Vignoni y Cassia están en el camino de la Via Francigena, Una de las calles mas importantes en la edad media. En la Via Francigena se llevo acabo un gran cambio cultural e idiomático entre el mundo Cristiano y las culturas del oriente. Todavía ahora se encuentran restos de los cambios económicos, culturales y artísticos que fueron llevados acabo. En el año de 1994 fue declarada la Via Fracigena patrimonio de la humanidad.

TRAS LAS PISTAS DEL ACEITE DE OLIVA DE LA TOSCANA

La Toscana como es obvio está muy orgullosa de la excelente calidad de su aceite de oliva. Aquí fue producido el primer aceite de oliva en Italia. Los olivos, son árboles originarios de Asia, de Irán, Siria y Palestina, que desde hace unos 5000 años se han reproducido en la zona del Mediterráneo. Los Etruscas ya conocían los arboles del olivo desde el siglo 6. antes de Cristo como una planta muy preciada, con la cual asían ofrendas a los Dioses. Después de la conquista de los Romanos los olivos fueron totalmente descuidados en la Toscana, gracias a los monjes de la región se revivió la tradición lentamente y después con el apoyo de Medici, se desarollarón los olivos en el tiempo de Lorenzo il Magnifico como un recurso muy importante de la región.

Video - Hotel Toskana Thermen

Ofertas especiales